Cómo se forma el agua

Cómo se forma el agua

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

A diario bebemos agua, la utilizamos para lavarnos los dientes, ducharnos, fregar los platos, regar las plantas, etc. Está claro que sin agua no podemos vivir y el cambio climático que sufrimos en las últimas décadas, afecta directamente a nuestra futura supervivencia. Pero hoy queremos hablar del agua en sí mismo, qué es el agua y cómo surgió en la Tierra. Viaja con nosotros por esta apasionante historia sobre el agua. 

¿Qué es el agua? 

Según el diccionario de la Real Academia Española, el agua es un ‘líquido transparente, incoloro, inodoro e insípido en estado puro, cuyas moléculas están formadas por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno, y que constituye el componente más abundante de la superficie terrestre y el mayoritario de todos los organismos vivos

El agua es indispensable para que exista vida, ya que es en ella donde se originaron los primeros organismos vivos y es gracias a ella  a la que animales y plantas existimos.

El agua se divide en diferentes tipos dependiendo de sus características:

  • Agua dulce. Tiene una baja concentración de sales y sólidos y es la que podemos encontrar en ríos, lagos, humedales, ríos subterráneos y capas de hielo. 
  • Agua salada. El 96% del agua que conocemos está en mares y océanos y es, por tanto salada. Esta no se puede beber debido a su alta salinidad y si lo hiciésemos notaríamos los efectos al instante: desde vómitos a deshidratación, debilidad y delirios. Consumida en grandes cantidades puede incluso producir la muerte. 
  • Agua salobre. Es el término medio entre agua salada y agua dulce. Tiene más concentración de sal que la dulce (entre 0,5 y 30 gramos de sal por litro) pero menos que la salada. 
  • Agua destilada. Al contrario que el agua común, esta no tiene un solo átomo de hidrógeno y uno de oxígeno. Es el agua sometida a un proceso de destilación que consiste en filtrar una sustancia volátil de una fija mediante un preso de aplicación de calor, y dejar de enfriar el vapor para que vuelva a su estado líquido. En teoría, el agua resultante es potable debido a que ha sido ‘destilada’ o ‘limpiada’. 
  • Agua dura. Se le denomina también calcárea y es aquella que contiene una alta cantidad de minerales disueltos; en su mayoría calcio y sales de magnesio. 
  • Agua blanda. Al contrario que la dura, tiene unos muy bajos niveles de minerales disueltos en ella. 
  • Agua cruda. Se denomina así al agua natural, es decir, que no ha sufrido ningún tratamiento y que normalmente podemos encontrarle en fuentes y arroyos o bajo tierra. 

Agua y Tierra

¿Cómo se forma el agua en la Tierra? 

Cómo decíamos antes, más del 70 por ciento de nuestro planeta está compuesto por agua e, incluso nuestro cuerpo es agua hasta en un 80%. La Tierra está poblada gracias al agua; pero, ¿sabemos cómo se formó?

Se calcula que nuestro planeta tiene una antigüedad de más de 4.5000 millones de años. Y al principio de los tiempos, este planeta estaba despoblado en parte debido a sus altísimas temperaturas. El modo en que se formó el agua está, en la actualidad, centrado en dos corrientes: la de los científicos que dicen que fue gracias a la fuerza de los volcanes y la de los que aseguran que fueron los meteoritos los que trajeron el agua a nuestro planeta. 

Según la versión terrestre, las erupciones volcánicas asiduas que sufría la Tierra hace 4.000 años expulsaron vapor de agua que, al ir el planeta enfriándose, se enfrió también dando lugar a las primeras lluvias. 

La versión extraterrestre afirma que fueron los meteoritos (gran cantidad de ellos impactaban en nuestro planeta por entonces), los que trajeron el agua en su interior otorgándole el líquido elemento  a la Tierra y convirtiéndola en un lugar creador de vida. 

En esta segunda versión la que cobra más valor en la actualidad, ya que los científicos no son capaces de averiguar cómo tanta agua pudo salir del centro de nuestro planeta. Numerosos estudios de la NASA confirman esta teoría: el agua llegó aquí en forma de hielo meteoritos que impactaron sobre la superficie terrestre originando así los océanos. Pese a que algunos estudios trataron de tumbar esta idea, recientemente se ha confirmado que el agua pudo llegar desde el exterior del cinturón de asteroides contenido en estos, ya que sus características y propiedades son muy similares. Que el agua llegue a nosotros desde los confines del Universo nos da la idea de lo especiales que somos, al menos en el lugar que nos corresponde en nuestra galaxia, y abre la teoría a que quizá, no muy lejos de nosotros (hablando en términos relativos) exista vida parecida a la que contiene la Tierra. Y todo esto gracias al agua. 

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria