Frutas de temporada en primavera: qué comer

Frutas de temporada en primavera: qué comer

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Con la llegada de la primavera decimos adiós a los contundentes alimentos de invierno para dar la bienvenida a otros que son más típicos de esta época del año. Y si hay algo que es típico de la primavera son sus frutas, una enorme variedad para satisfacer todos los paladares y gustos. Si quieres saber cuáles son las frutas de temporada que hay que comer en primavera, aquí tienes una lista rica, rica.

 Qué frutas comer en primavera

Termina el frío y llegan las temperaturas más suaves. Poco a poco comienza a subir el termómetro y eso provoca que apetezcan frutas más frescas, aumentando mucho su consumo. Las frutas tienen unas fantásticas propiedades y cada una de las que recomendamos más adelante, además de ser sanas y saludables en general, están indicadas para determinadas personas.

Fresas

Fresas y fresones

Las fresas y los fresones son frutas que aportan pocas calorías porque se componen fundamentalmente de agua, por lo que son ideales para dietas. Se trata de frutas ricas en vitaminas, sobre todo vitaminas C y E, ácido fólico y diversos minerales, como el yodo, el potasio, el hierro y el magnesio.

Además, las fresas tienen fantásticas propiedades:

  • Refuerzan el sistema inmunológico, favoreciendo la formación de anticuerpos (por el ácido fólico).
  • Son diuréticas, de acción desinfectante y alcalinizadoras de la orina (gracias al ácido cítrico).
  • Son excelentes para reducir la tensión arterial gracias a su alto contenido en potasio. Ese mismo mineral ayuda a que sean muy buenas para el sistema nervioso y muscular.
  • Aumentan los niveles de energía corporal, previenen la anemia y reducen los riesgos de padecer fatiga o decaimiento (debido al aporte de hierro).
  • Protegen el aparato cardiovascular y cerebrovascular, por la acción antioxidante de las vitaminas A y E, que bloquean el efecto dañino de los denominados “radicales libres”.

Además, gracias a una sustancia que contienen llamada xilitol, que ataca a las bacterias de la boca, refuerza el esmalte y estimula la circulación sanguínea de las encías, por lo que son frutas ideales para mantener la salud de los dientes.

Las cerezas

La cereza comienza su temporada en primavera, a principios de mayo, y se extiende hasta verano, a mediados de Julio. Esta carnosa y jugosa fruta contiene gran cantidad de agua y tienen una gran cantidad de fibra, hidratos de carbono, lípidos y proteínas.  Además, son ricas en vitaminas A, B, C y E y bajas en grasas y calorías, por lo que son un alimento ideal como depurativo, ayudando a nuestro organismo en casos de estreñimiento, obesidad, artritis y arteriosclerosis.

Éstas son las propiedades de la cereza:

  • Es una de las frutas más indicadas para depurar el organismo y liberarlo de toxinas. La combinación de antioxidantes y agua (casi el 80% de las cerezas es agua) y su riqueza en potasio (ideal para la retención de líquidos), convierte a la cereza en una fruta ideal para dietas depurativas.
  • Actúa eficazmente contra el envejecimiento, gracias a antioxidantes como los flavonoides, que neutralizan los efectos de los radicales libres y que son los principales responsables de la aparición de enfermedades como el cáncer o el Alzheimer. Este antioxidante, combinado con vitamina C, cumple una acción también en la prevención del envejecimiento de la piel y la salud de las uñas y cabello.
  • Fortalece nuestros huesos y llena los depósitos de hierro, por eso se recomienda incluir cerezas a mujeres en etapa de menopausia y a embarazas, por su ácido fólico.

Su sabor dulce convertía a las cerezas en una fruta desaconsejada para personas con diabetes. Sin embargo, recientes estudios han concluido que 10 gramos de cerezas (unas 20) aportan al organismo la misma cantidad de azúcares que cualquier otra pieza de fruta que sí está “permitida” para este colectivo.

Cerezas

Nísperos

El níspero es una fruta anaranjada que tiene una pulpa carnosa y dulce, pero con un ligero toque ácido. Tiene un alto contenido en vitaminas como la A y las del grupo B2 y C y es una gran fuente de potasio, calcio, hierro y magnesio. Por este contenido vitamínico, tiene excelentes cualidades antioxidantes, previniendo el envejecimiento prematuro de las células y la aparición de determinadas enfermedades.

Además, los nísperos también destacan por un alto contenido en fibra y un tipo especial de carbohidratos. Por eso es un alimento muy apropiado para incorporarlos en la dieta de aquellas personas que padecen problemas de tránsito intestinal o de colesterol. Gracias a que contiene una elevada cantidad de agua, es una fruta muy beneficiosa para el mantenimiento de la piel y su hidratación, así como una ayuda para la eliminación de toxinas de una manera natural.

Beneficios del níspero:

  • Funciona como laxante natural para personas que sufren un metabolismo lento.
  • Reduce los niveles de colesterol en la sangre y ayuda a bajar de peso.
  • Son una excelente forma de aportar agua al organismo, ayudando al mismo tiempo a eliminar toxinas.
  • Evita el envejecimiento prematuro de las células.

Ciruelas

La ciruela es la fruta del ciruelo y sus diferentes variedades se ven en las tiendas de alimentación cuando llega la primavera. Estas pequeñas frutas son ricas en fibra, hidratos de carbono y no aportan casi calorías. También son ideales para tratar los problemas de estreñimiento.

Beneficios de las ciruelas:

  • Elimina líquidos corporales gracias a su potasio, favoreciendo los problemas de retención de líquidos y los problemas cardiovasculares.
  • Gracias a sus antioxidantes ayudan a prevenir la artritis, el reuma y daños en las neuronas.
  • Ayuda a mejorar los estados depresivos, además de la anemia.
  • En las dietas de adelgazamiento, resulta muy práctica por sus pocas calorías, la cantidad de energía que aportan y su contenido en fibra, además de sus propiedades depurativas.
  • Ayuda a las mujeres en la menopausia a retener estrógenos, una hormona necesaria para la absorción del calcio, debido a su contenido en boro.
  • Resultan muy útiles en periodos de estreñimiento, siendo utilizadas como laxante suave o inmediato, según se necesite, además de mejorar la digestión.

Aguacate

Aguacate

Aunque veamos a lo largo del año los aguacates, es en primavera cuando comienza su temporada por lo que los podemos encontrar con precios más económicos. Contienen ácidos grasos esenciales de calidad y proteínas, no dejes de consumir de vez en cuando un buen aguacate. Esta fruta, tan introducida ya en nuestras dietas, es una gran fuente de vitamina E, así como también de ácidos grasos esenciales y proteínas de alta calidad que se digieren fácilmente sin contribuir negativamente en el colesterol.

Plátanos

De igual modo que los aguacates, los plátanos también los podemos consumir durante todo el año, sin embargo, son un fruto primaveral. El plátano es una fruta con un alto contenido en hidratos de carbono y potasio, por lo que se convierte en una buena manera de reponer fuerzas a colectivos que gastan energías constantemente, como los deportistas y los niños. Los plátanos contienen ácido fólico que ayuda a tratar o prevenir anemias, por lo que es una fruta muy buena para personas que suelen estar bajas de hierro.

Además, algunos estudios han revelado últimamente que los plátanos son un remedio natural contra la depresión, por el hecho de contener triptófano, un tipo de proteína que el cuerpo convierte en serotonina, que es conocida por sus efectos relajantes que mejoran el estado de ánimo y te hacen sentir más feliz.

Melón

Melón

Esta fruta surge en la recta final de la primavera. Contiene altas cantidades de agua que nos ayudarán a mejorar la hidratación corporal y a depurar el cuerpo.

Entre las propiedades de esta jugosa y refrescante fruta destacan:

  • Es un gran aliado para las dietas de adelgazamiento, por su alto contenido en agua y poco aporte calórico.
  • Se recomienda para casos de gota y reumatismo.
  • Son buenos para el sistema nerviosos y muscular, por su alto contenido en potasio.
  • Es diurético y algo laxante.
  • Previene el envejecimiento y refuerza el sistema inmunológico formando anticuerpos.
  • Mejora dientes y huesos gracias a su vitamina C.

Melocotones, albaricoques y nectarinas

Las tres variedades las encontramos sin problemas en los mercados. Tienen grandes dosis de carotenos y mucha agua y fibra. Estas tres frutas empiezan a recolectarse en primavera y en verano es su época de máximo esplendor: tienen un 86% de agua y son ricos en fibra.

Consumir frutas típicas de primavera en esta época del año es una buena decisión tanto desde el punto de vista nutricional como económico, porque siempre serán más económicas que las frutas de otras temporadas. Además, con esta enorme variedad, siempre encontraremos aquella que nos guste para cada día o para combinar con otras recetas sanas y saludables.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria