10 trucos para unos huesos sanos y fuertes

10 trucos para unos huesos sanos y fuertes

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Unos huesos sanos y fuertes ayudan a tener una mejor calidad de vida. Con el paso de los años pueden ir debilitándose, pero este proceso puede evitarse, o cuando menos, retrasarse. Así que si quieres conocer unos buenos trucos para que tus huesos se mantengan fuertes no tienes más que seguir leyendo.

1. La alimentación: Hablar de huesos es hablar de calcio, así que tomar productos ricos en este elemento contribuirá a la salud de tus huesos. Consideramos los productos lácteos como reyes del calcio, y es cierto que su aporte es importante, pero existen otros alimentos cuyo contenido es igualmente significativo. Las espinacas, los cereales integrales, los huevos o pescados como la sardina son solo algunos ejemplos.

2. El sol: Para la asimilación del calcio es importante la vitamina D. Para producirla, el organismo necesita que la piel se vea expuesta a la luz solar un mínimo de diez minutos diarios.

3. Mantén una buena postura: Aunque no te parezca importante, la postura que mantienes en tu día a día, a la larga, repercutirá directamente en la salud de tus huesos. Solemos pasar muchas horas sentados delante del ordenador, o de pie por nuestros trabajo, así que debemos mantener nuestra espalda recta, sin dejar caer nuestros hombros hacia adelante. Cuando estamos de pie, nuestras piernas deben estar ligeramente flexionadas y en el momento de cargar algún peso, mantener la espalda en posición correcta y flexionar las piernas.

4. Duerme bien: Unos pasan muchas horas sentados, otros de pie, pero todos pasamos un buen tramo de nuestra vida durmiendo. Por lo tanto, es importante que también atiendas a tu postura mientras estás en la cama. Evita dormir boca abajo. La mejor postura es o boca arriba con un cojín no demasiado alto bajo las rodillas o de lado con una almohada entre las piernas.

5. Las aguas termales, grandes aliadas: No hace falta esperar a sentir dolores para comenzar a cuidar tus huesos con tratamientos de aguas mineromedicinales. Contribuirán a que tus huesos estén más fuertes y sanos. Y si ya has entrado en la fase de las molestias, conseguirás un gran alivio.

Huesos fuertes - Caldaria

6. La masoterapia: Aunque te propongas mantener unos buenos hábitos con respecto a tus huesos, es casi inevitable no caer en alguna mala costumbre. Un buen masaje terapéutico te pondrá de nuevo a punto.

7. Haz ejercicio: Los músculos son el soporte de nuestros huesos. Cuanto más fuertes estén, mejor será nuestra postura y menos se resentirán nuestros huesos. No necesitas convertirte en culturista, pero un poco de ejercicio ayudará a la salud de tu esqueleto. Andar, correr, bailar, la gimnasia o la natación son solo algunos de los deportes entre los que puedes escoger. Puedes hacerlo al aire libre y aprovechar la vitamina D del sol, siempre bien protegido.

8. Ojo con los pesos: Como ya te hemos dicho, es importante que cuando tengas que cargar peso mantengas la espalda recta y flexiones las piernas si tienes que erguirlo desde una altura baja. Si debes recorrer un trayecto con ese peso, trata de repartirlo de la forma más equilibrada posible.

9. Escoge bien bolsos y mochilas: No optes por mochilas o bolsos demasiado grandes, solo lo llenaras de cosas innecesarias, aumentando así el peso que debes cargar. Las dos asas o las bandoleras son la mejor opción y no dejes que cuelgue por debajo de la cadera.

10. Los zapatos: Muchas mujeres optan a diario por los tacones altos sin saber que a la larga sus huesos y articulaciones pueden resentirse. Tampoco es saludable utilizar siempre calzado completamente plano. Un taco de unos tres centímetros ayudará a tu espalda y tus piernas.

No sabes lo importantes que son algunas cosas hasta que las pierdes. No hagas eso con tus huesos y cuídalos para que se mantengan sanos y fuertes.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria