Mejora tu concentración y memoria

Mejora tu concentración y memoria

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Muchos factores influyen en nuestra capacidad de concentración y en nuestra memoria. Pero también podemos poner de nuestra parte para mejorar estas habilidades. Si quieres ponerte a ello, sigue leyendo porque te contamos cómo mejorar tu concentración y memoria.

Adiós a la ansiedad

Uno de los factores determinantes para nuestra memoria y nuestra concentración es sin duda el estrés. Un estilo de vida frenético que nos genere preocupaciones constantes y ansiedad afectará directamente a nuestra capacidad para recordar o memorizar hasta las cosas más cotidianas.

Además, diferentes estudios científicos establecen una relación entre un exceso de la hormona del estrés, el cortisol, y la pérdida de memoria.

El cortisol es una hormona de la tensión que circula por el cuerpo cuando este está ansioso. Aquellas personas que mantienen un alto nivel de esta hormona no rinde adecuadamente en pruebas de memoria.

El funcionamiento cognitivo, como el aprendizaje y las habilidades de la memoria, se deterioran cuando son expuestas a estrés durante un largo periodo de tiempo.

Por eso fomentar un estilo de vida que huya de la ansiedad será de gran ayuda para tu memoria. Además, dormirás más y/o mejor. Y ya sabes que dormir las horas suficientes es fundamental para muchos procesos de nuestra vida, entre ellos la memoria y la concentración.

Mantente activo

Mantener un ritmo de vida activo también será determinante para nuestra memoria y concentración.

Seguir cumpliendo con las tareas cotidianas del día a día, incluso con las más engorrosas como trámites en los bancos o la burocracia, aprender cosas nuevas y mantener las responsabilidades son pilares básicos para que nuestro cerebro se mantenga activo. Ejercicios de gimnasia cognitiva también marcarán la diferencia.

Pero hasta algunas de las cosas más placenteras pueden favorecer a tu memoria y a tu concentración. ¿Cuáles? Desde mantener una vida social activa, reunirte con otras personas con las que compartir aficiones o jugar a las cartas hasta el turismo saludable, especialmente las estancias en balnearios, surgirán efecto.

Algunos trucos

Además de dormir las horas suficientes y combatir la tensión, pequeños trucos pueden funcionar para mejorar tu memoria y concentración. Por ejemplo, las estrategias nemotécnicas y de asociación de conceptos son muy eficaces.

La música, mantenerse hidratado cuando estás tratando de memorizar algunos datos y una dieta equilibrada rica en vitaminas y fósforo también contribuirán a que tu memoria esté al 100%.

No esperes a que tu memoria y tu concentración fallen, pon en marcha estos consejos y no perderás detalle de todo lo que te rodea.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria