Radiografía de la salud en España

Radiografía de la salud en España

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

España es uno de los países donde más y mejor se vive. Nuestro país es el que mejor reputación tiene de toda Europa respecto a bienestar social y calidad de vida y un estudio de la Universidad Politécnica de Madrid sitúa a España en el noveno puesto del continente en cuanto a reputación de la salud. Entre los países más valorados están Alemania, Reino Unido y Suecia, que siempre han copado los puestos de honor de esta clasificación.

El dato de la reputación es complejo a la hora de cuantificarlo o medirlo porque, ¿cómo se mide la reputación de un país? Para calcularlo, los investigadores estudian variables como el medio ambiente, el bienestar social, el deporte que hace la población, la digitalización de la sociedad o la situación económica. Por eso podemos decir que la situación de la salud española es muy buena.

Salud en España

España tiene una salud envidiable

Este dato lo refrenda el Ministerio de Sanidad que asegura que la salud de los españoles está entre las mejores de Europa. Nuestro país figura a la cabeza en algunos indicadores como la esperanza de vida al nacer que actualmente está en 82,5 años y con tendencia a mejorar. España puede presumir de tener uno de los índices de mortalidad más bajos con 881,5 muertes por 100.000 habitantes. Buena parte de ese dato tiene que ver cada vez más con el envejecimiento activo.

Si ahondamos en materia de enfermedades, la mortalidad por cáncer y enfermedades cardiovasculares son, también, de las más bajas de Europa, con 152,1 y 132,5 muertes por 100.000 habitantes respectivamente. Sin lugar a dudas, estos datos reflejan que España es todo un caso de éxito en lo que a salud se refiere.

En lo que nuestro país no destaca es en el porcentaje de enfermos con diabetes. España está por encima de la media en Europa con un 6,5%. La obesidad es otra de las enfermedades contra la que España debe luchar. En total, el 17% de personas mayores de 15 años tiene un IMC superior a 30. Pero, a pesar de este mal dato, las causas están completamente localizadas y tienen solución.

Envejecimiento activo

Nuestra sanidad también es de las mejores

España también es un ejemplo a seguir en lo que a médicos y al sistema público de salud se refiere. Los últimos datos arrojan una cifra de en torno a 180.000 médicos (no incluidos los que están en formación) tanto en servicios públicos como privados. De estos, casi el 70 por ciento trabajan en hospitales y el resto en servicios de atención primaria. Esto significa que hay casi 4 médicos por cada 1.000 habitantes, cuando la media en la UE es de 3,5 médicos por 1.000 habitantes. Claramente estamos por encima de la media de nuestros vecinos.

Sin embargo, España tiene que mejorar en relación al número de camas disponibles. Este dato varía mucho por comunidades pero estamos por debajo de la media de la UE. El sistema sanitario español no es perfecto y hay grandes debilidades como los recortes, las listas de espera o la ausencia de algunas especialidades como nutrición y dietética, odontología, psicología o fisioterapia que deberían estar atendidas dentro del sistema sanitario y disponer de recursos suficientes.

Lamentablemente, los materiales ortoprotésicos y otros elementos como audífonos o complementos oftalmológicos, entre otros, tampoco están cubiertos por el sistema de salud.

Salud y balnearios

Tratamientos de salud en balnearios

Ante las debilidades que pueda tener nuestra sanidad pública, España tiene muchas alternativas y planes de salud a costes más que asequibles que nos ayudarán a mantener nuestra calidad de vida. Es el caso de Caldaria y sus programas de salud para cuidar aspectos tan importantes como la piel, gozar de masajes terapéuticos y tener una rutina física a diario así como una buena alimentación con la ayuda de tratamientos adelgazantes.

Caldaria es experta en los tratamientos termales aprovechando al máximo las propiedades del agua. También te podrán asesorar en cómo tener una vida saludable haciendo hincapié en:

  • Una dieta equilibrada: hay que comer en la justa medida y siempre sano.
  • No se debe llevar una vida sedentaria: hay que hacer ejercicio a diario aunque sea caminar.
  • La hidratación es muy importante: hay que beber agua a diario.
  • Si se fuma, hay que intentar dejar el tabaco o reducir el consumo al máximo al igual que con el alcohol.
  • Descansar el tiempo suficiente e intentar dormir un mínimo de entre 7 y 8 horas.
  • No abusar del sol aunque hay que tomarlo en pequeñas dosis.
  • Tener siempre una postura corporal adecuada para evitar dolor de huesos y musculares.
  • Ante todo, ser feliz.

La radiografía de la salud en España tiene muy buena nota. Gozamos de buenos hospitales y grandes médicos y somos de los europeos más longevos, pero es importante tener en cuenta que nuestra salud solo depende de nosotros. Si nos cuidamos, envejeceremos mejor y podremos disfrutar mucho más de los años que nos vienen por delante.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria