De ruta por los dólmenes Galicia

De ruta por los dólmenes Galicia

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Si hemos visitado no una sino dos veces los monasterios de Galicia, hemos hecho la ruta por los pazos, los hórreos y los cruceiros de la comunidad, no podíamos olvidarnos de los dólmenes de Galicia. Se trata de construcciones funerarias del Neolítico formadas por grandes losas de piedra, varias de ellas hincadas en el suelo y cubiertas por una gran losa. La abundancia de rocas de granito en Galicia ha hecho que sus dólmenes adquieren una dimensión especial y sorprenden por su audacia constructiva. A esto debemos sumarle las muchas de leyendas que apunta como debajo de estas construcciones se esconden extraordinarios tesoros. Y es que en los enterramientos de la época se añadían ajuares funerarios con valiosas piezas. Pero lo mejor es que sigas leyendo y vengas con nosotros de ruta por algunos de los dólmenes más extraordinarios de Galicia.

Dolmen de Dombate

Dolmen de Dombate - Caldaria

La catedral del Neolítico gallego. Así es como se conoce a este túmulo de 24 metros de diámetro y su 1,8 metros de altura, unas dimensiones que le valen este sobrenombre.

Situado en Cabana de Bergantiños, consta de una capa de tierra cubierta parcialmente por una coraza pétrea formada por piedras planas depositadas horizontalmente y piedras destacadas y bien emplazadas en el interior.

El dolmen propiamente cuenta con una cámara polígonal y un corredor de tres tramos. La entrada estaba cerrada con una losa vertical cubierta de piedras. Las fosas en las que se sustentaban las grandes piedras, alcanzaban profundidades de 1,4 metros en la cámara y 70 centímetros en el corredor.

Pero además del impresionante tamaño de sus diferentes elementos, el dolmen de Dombate se encontraron se encontraron 20 pequeños ídolos, petroglifos, es decir, diseños grabados en piedra, y pinturas.

Dolmen de Axeitos

Dolmen de Axeitos - Caldaria

La pedra do mouro, como es conocido también este dolmen, es otra de las construcciones prehistóricas que salpican Galicia, en esta ocasión en el municipio de Oleiros.

Fechado entre el 4.000 y el 3.600 a. C, la construcción ocupa la parte superior de un montículo, y posiblemente estuvo cubierta por piedras formando un túmulo.

La cámara está formada por ocho ortostatos, las losas verticales de estas construcciones, cubiertos por una única piedra. Todos estos elementos otorgan al dolmen una nada despreciable altura de dos metros.

Los restos del corredor se limitan a tres piedras menores. También cuenta con petroglifos grabados en la roca.

Dólmenes de Maus de Sala

Dolmen as Maus de Salas - Caldaria

La provincia de Ourense no se queda sin un dolmen destacado este primer repaso por estos monumentos funerarios del neolítico. Y nos vamos hasta el Dólmenes de Maus de Salas, en el concello de Muiños.

Comenzaremos por la Casiña da Moura, un dómen fechado entre el 3.000 y el 2.500 a. C. Cruzando un puente sobre el embalse de Salas se accede a la mámoa de Casola do Foxo, de la misma época. Pasando por Reaquiás y Guntimil se llega hasta una llanura donde encontrar las de Outeiro de Cavaladre, este ya del Megalítico Final, entre el 2.255 y el 2.000 a.C.

Pero más allá de los datos que te podemos ofrecer para que aprecies un poco mejor los detalles de los dólmenes de Galicia, lo verdaderamente atractivo es situarte ante ellos y pensar en todos los siglos que han visto pasar desde su construcción.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria