Rutina completa diaria para cuidar tu rostro con productos termales

Rutina completa diaria para cuidar tu rostro con productos termales

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

El agua termal es una gran aliada de nuestro piel. Hemos visto cómo puede ayudarnos a combatir dolencias como la psoriasis, tratar el acné  o evitar y mitigar las indeseadas manchas de la piel, entre otras cuestiones. Pero las aguas termales también son grandes aliadas en nuestra rutina facial. Por eso hoy queremos contarte detalladamente una rutina ideal para cuidar tu rostro con productos termales.

Limpia y calma

Y el primer paso de cualquier rutina para mantener cuidado nuestro rostro es una buena limpieza. Así que debes escoger un producto adecuado a tu tipo de piel para eliminar la suciedad que se ha acumulado en tu tez durante todo el día.

Agua micelar o una buena leche limpiadora pueden ser grandes aliados. Pero queremos recordarte que también existen jabones que aprovechan las propiedades minerales. Si tienes una piel grasa, con tendencia acneica o psoriasis, el jabón de azufre será tu aliado para ayudar a regular la grasa, desinfectar y desinflamar, recuperando el equilibrio de la piel.

Para pieles más sensibles, el de algas marinas desempeñará su función exfoliante y nutritiva.

El complemento ideal para una limpieza en profundidad es el agua termal, que ayuda a limpiar, refrescar y calmar el rosto. Así, si cada noche antes de acostarte, con el rostro limpio, aplicas agua termal, en unas semanas notarás como la piel y los poros de tu cara lucen más saludables.

Así que para para limpiar y calmar tu piel recurre a jabones que aprovechan las propiedades minerales y complétala con una bruma termal que calme tu piel

Cuidado del rostro - Caldaria

Hidrata

Una vez que la piel de nuestro rostro está bien limpie, el siguiente paso en esta rutina es la hidratación. El agua termal y los cosméticos que la incluyen ayudan a retener mejor el agua de nuestra piel. Por eso resulta tan eficaz a la hora de mantener hidratado nuestro rostro.

El agua termal también permite evitar y tratar irritaciones y enrojecimientos de la dermis, regenerando además el tejido celular.

Así que en este segundo paso de la rutina facial te recomendamos seleccionar un buen cosmético termal con el que hidratar tu cara y combatir los pequeños daños que a sufrido tu piel durante el día.

Tratamiento

En ocasiones nuestra piel reclama algún tratamiento más que una buena hidratación o una acción calmante. El agua termal también es ideal como producto antiage al ser uno de los mejores antioxidantes para combatir los radicales libres. El agua termal rica en magnesio y manganeso se convierte en una loción natural para prevenir la oxidación de la piel y evitar el envejecimiento prematuro y la aparición de arrugas. También es importante su capacidad para regenerar la piel.

Así que para terminar tu cuidado facial, incluye este consejo y mantén la piel de tu rostro joven.

Con esta sencilla rutina notarás como tu piel mejora con el paso de las semanas, tanto en aspecto como en salud, porque una piel sana es una piel bonita.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria