Hablemos del agua con propiedad

Hablemos del agua con propiedad

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

¿Qué responderías si te preguntamos qué es el agua? Seguro que se te ocurren muchas respuestas. Podrías repetir la fórmula química que todos conocemos, H2O, explicar el ciclo del agua que nos enseñaron desde el colegio, decir que es la sustancia más abundante en la tierra, que llena ríos, mares y océanos, que nos hidrata, que riega nuestros cultivos... Y todo ello sería cierto, pero hoy lo que queremos es acercarte a la parte más técnica de la terminología hidrológica. Por eso te diremos que el agua es “la fase líquida de un compuesto químico formado aproximadamente por dos partes de hidrógeno y 16 partes de oxígeno, en peso”. Esta es la definición que ofrece la tercera edición del Glosario Internacional de Hidrología de la UNESCO y la Organización Mundial de Meteorología.

La lluvia

Necesitaríamos muchas semanas para repasar todos los conceptos relacionados con la hidrología, así que hemos decidido comenzar por el principio, el que podríamos definir como el origen del agua, la lluvia, es decir, la precipitación de agua líquida.

Pero antes, debemos repasar ese ciclo del agua al que nos referíamos unas líneas antes. Este ciclo se define como la sucesión de fases por las que pasa el agua en su movimiento de la atmósfera a la tierra y en su retorno a la misma. Se trata de la evaporación del agua del suelo, del mar y de las aguas continentales, la condensación en forma de nubes, las precipitaciones, la acumulación en el suelo o en masas de agua y reevaporación para comenzar de nuevo el proceso.

El Glosario Internacional de Hidrología recoge seis tipos de lluvias entre otras precipitaciones

Posiblemente ya has escuchado hablar de la lluvia ácida y sepas aplicar el sentido común para saber qué es la lluvia intensa o congelada, pero ¿sabrías decir que es la lluvia eficaz? Es el término que se utiliza en hidrología de superficie para definir la parte de la lluvia que contribuye a la escorrentía superficial. También se refiere a las lluvias que ayudan a la recarga de los acuíferos. Finalmente, en agricultura la lluvia eficaz es aquella que permanece en el suelo y contribuye al crecimiento de los cultivos.

Otro tipo de lluvia que tratamos con menos frecuencia es la subenfriada, compuesta de gotas que se encuentran a una temperatura por debajo del punto de congelación.

Agua en la naturaleza - Caldaria

Más habituales son los chaparrones, tormenta de lluvia de una intensidad extraordinaria y de duración relativamente corta.

El agua en la naturaleza

Si nos preguntan qué tipos de agua conocemos en la naturaleza, muy probablemente los dividamos en dos grandes grupos, dulce y salada. En su momento ya te contamos como se organizaban según la temperatura y la cantidad y tipo de minerales.

Los manantiales termales también son viejos conocidos, de ellos brotan aguas a una temperatura superior a la temperatura media anual del lugar en el que está localizado.

Lo que quizás no sepas es lo que es el agua muerta, aguas en estado de escasa o nula circulación, generalmente con déficit de oxígeno. También existen aguas fósiles, infiltradas en un acuífero durante unas épocas geológicas pasadas bajo condiciones climáticas y morfológicas diferentes de las actuales y almacenada desde entonces. El agua magmática, por su parte, es aquella proveniente del interior de la tierra que no ha existido previamente en forma de agua atmosférica o superficial.

Esta primera aproximación a la terminología hidrológica muestra la gran amplitud de términos que esconde, casi 1.700 recogidos en el Glosario Internacional de Hidrología de la UNESCO y la Organización Mundial de Meteorología. Poco a poco seguiremos profundizando en todas estas cuestiones para, día a día, poder hablar del agua con más propiedad.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria