Turismo sostenible: disfruta al mismo tiempo que cuidas el medio ambiente

Turismo sostenible: disfruta al mismo tiempo que cuidas el medio ambiente

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

El respeto por el medio ambiente está llegando cada vez a más espacios de la vida, y el turismo no iba a quedarse al margen. El sector emplea más esfuerzos para seguir su desarrollo y evolución sin hipotecar el futuro a causa del deterioro de nuestro entorno. A raíz de esta creciente preocupación y compromiso con el medio ambiente ha surgido una nueva vía para el turismo y los establecimientos hoteleros, lo que se conoce como turismo sostenible. Te proponemos adentrarte un poco más en esta propuesta para que puedas aplicar estos criterios a la hora de escoger tus próximos destinos.

¿Qué es el turismo sostenible?

La Organización Mundial del Turismo (OMT) define el turismo sostenible como aquel que “tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entrono y de las comunidades anfitrionas”. Dicho de un modo más simplificado, el turismo sostenible atiende a a las consecuencias de su actividad en diferentes ámbitos sin olvidar las necesidades de sus negocios, pero tampoco las del medio ambiente y la de los pueblos autóctonos de las zonas en las que se instalan.

Pero, ¿qué ha hecho reaccionar al sector y ocuparse de este aspecto? Por un lado, el mercado turístico ha comenzado ha ser consciente del impacto que ocasiona su actividad. Además, los visitantes se han vuelto cada vez más exigentes, también en materia de sostenibilidad. De hecho, el estudio Nielsen de 2012 encontró que casi la mitad de los consumidores mundiales están dispuestos a pagar más por productos de empresas que demuestren un compromiso con la responsabilidad social. Un estudio apunta que la mitad de los consumidores pagarían más por productos de empresas comprometidas con la responsabilidad social

En tercer lugar, la sociedad en general y los grupos medioambientales en particular ejercen presión sobre la opinión pública en relación a los efectos de las actividades turísticas sobre el medioambiente.

Turismo y medio ambiente

Durante décadas, el crecimiento del turismo indiscriminado ha supuesto un fuerte impacto en el medio ambiente. Y ya no solo hablamos de la urbanización descontrolada de zonas naturales, sino del abuso de los recursos como el agua o la electricidad y la contaminación.

También ha supuesto cambios en el uso de suelo forestal, generación de residuos peligrosos, contaminación de suelos, introducción de especies exóticas, alteración de zonas costeras y un largo etcétera.

Pero parece que esa tendencia a comenzado a revertirse y que la conciencia medioambiental está llegando a los establecimientos y a las actividades que realizan.

Establecimientos verdes

Seguro que hace ya muchos años que ves esos carteles en los baños de las habitaciones que te piden que dejes para lavar solo las toallas que lo necesiten para ahorrar recursos y reducir la contaminación por detergentes del agua. Eso es solo una de las medidas que se han implementando y que están llegando más allá.

Otros aspectos a los que se atiende es a la integración de soluciones térmicas eficientes, oportunidades de ahorro energético, conservación de las instalaciones, innovación en los procesos de lavandería y climatización de alta eficacia.

Hasta ahora tal vez solo valorabas la situación de los establecimientos a los que acudías, el precio o los servicios que ofrecen, y debes seguir haciéndolo, pero quizás ahora puedas añadir a tu lista de prioridades que sean negocios sostenibles. No dudes en preguntar su filosofía al respecto o consultar si cuentan con alguna de las diferentes certificaciones existentes sobre esta materia. Así estarás haciendo turismo al mismo tiempo que contribuyes al cuidado del medio ambiente.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria