Consejos para un verano saludable

Consejos para un verano saludable

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Estamos apenas a tres días del verano (sí, este año ha llegado demasiado rápido tras el confinamiento) y queremos que la salud prime sobre todas las demás cosas. Parece que se ha dejado un poco de lado el tema de los viajes o de disfrutar en la playa o la piscina, pero, a pesar de la pandemia por coronavirus, esto no tiene por qué ser así. En este post te vamos a dar las claves para que tu verano esté lleno de sol, alegría y, sobre todo, salud.

La hidratación, fundamental 

El calor aprieta y en los últimos años hemos tenido veranos de 35 y 40 grados a la sombra. ¿Qué es lo primero que hay que hacer? Hidratarse correctamente. Los médicos recomiendan consumir al menos dos litros de agua al día aunque puede ser algo más si hay riesgo de deshidratación. ¡Pero ojo! No hace falta beberlos, sino que también puedes consumir alimentos ricos en agua, así como disfrutar de tés o zumos naturales que realicen la misma función de hidratación. ¡No esperes a tener sed para beber! Cuando ya tienes sed es que tu cuerpo te lanza una alarma de que está deshidratado.

Hidratación

Evitar los golpes de calor

Sales a pasear y te has olvidado una sombrero o una gorra. ¡Cuidado! Puedes llegar a tener una insolación. En verano hay que tener especial cuidado con los golpes de calor. Entre los principales síntomas están una temperatura corporal elevada, respiración y frecuencia cardíaca acelerada, piel enrojecida, dolor de cabeza, náuseas y vómitos. Para prevenirlos es fundamental hidratarse, utilizar algo para tapar la cabeza del sol, evitar las bebidas alcohólicas, ducharse más a menudo de lo normal o evitar las comidas calientes o que aportan muchas calorías.

Colectivos de riesgo

Nadie está exento de sufrir una insolación o un golpe de calor, pero sí que es cierto que las personas mayores, los bebés o los niños menores de cuatro años están más expuestos. También lo están aquellas personas que toman tratamientos con antidepresivos o tranquilizantes, personas con movilidad reducida o con discapacidades físicas o psíquicas. En esta lista también se encuentran personas con enfermedades crónicas como obesidad, diabetes, hipertensión o enfermedades cardiorrespiratorias. Además, tienen mayor riesgo de sufrir un golpe de calor aquellas personas que realizan ejercicio intenso ya sea fuera o dentro de casa o aquellas personas que trabajan bajo el sol.

Colectivos de riesgo

Cómo tomar el sol

Está claro que este va a ser un verano diferente, pero lo que sí tenemos claro es que vas a poder tomar el sol ya sea en la playa, en la piscina o en el balcón de casa. Si quiere recuperar algo de color tienes que tener en cuenta estos consejos:

  • Los primeros días, exponte menos. Es el mejor modo de no comenzar tus vacaciones o tus días libres quemándote.
  • Utiliza protección solar adecuada a tu piel y que proteja contra los rayos UVA y UVB. Elige una crema solar que también sea resistente al agua. 
  • Utiliza gafas de sol y gorro. ¡Cuidado! Si estás en un lugar de playa, hasta la brisa puede quemarte. No olvides la protección solar también.
  • Ten especial cuidado con los más pequeños. Su piel es más sensible, por lo que debes utilizar protección +50 y reponer la crema en más ocasiones durante la exposición al sol.
  • Evita tomar el sol en las horas centrales del día. En estas horas el sol es más dañino y tu piel sufrirá los efectos.

¿Estás preparado para disfrutar del verano? Ya sea sin salir de casa o visitando uno de nuestros balnearios, no olvides que el mejor verano es un verano lleno de salud.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria