Vía Nova: un recorrido de Braga a Astorga

Vía Nova: un recorrido de Braga a Astorga

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

‘Todos los caminos llevan a Roma’. Cuánto de verdad hay en este dicho que proviene de un refrán romano. Y es que el sistema de vías romanas (casi 90.000 kilómetros en más de 400 calzadas) conectaba prácticamente todo el continente hasta la ciudad eterna. Y esas conexiones llegaban hasta nuestra tierra, hasta Galicia. ¿Qué hay en Galicia de la huella romana? Como en toda España, Galicia también fue romanizada en su momento. Aún a día de hoy, la huella romana se puede ver, además de en diversos tramos del Camino de Santiago, en otros lugares dignos de visita. Hoy nos centramos en una de las calzadas más interesantes, la Vía Nova. ¡Haz este precioso recorrido con nosotros!

Vía Nova: el control de Roma en Portugal y España

Le tenemos especial cariño a esta vía ya que, en una de sus conexiones, pasa por la provincia de Ourense. La Vía Nova es Roma entre Galicia y Portugal. Denominada Vía Nova o Vía XVIII unía las poblaciones de Braga (Bracara Augusta) en Portugal y Astorga (Asturica Augusta). Son unos 315 kilómetros de calzada romana que se inauguró en el año 79 antes de Cristo por Caio Calpetano Rantio Quirinal Valerio Festo, según consta en una piedra miliar. El trayecto es impresionante y su  recorrido está patrocinado por el Patronato Provincial de Turismo de Ourense.

La Vía Nova se puede dividir en ocho itinerarios que cubren la ruta desde Portugal y cruzan la provincia de Ourense. Estos son:

Itinerario portugués

Braga, en Portugal, es el inicio de esta ruta que confluyen por tierras del Gerês por 50 kilómetros. En este tramo de Vía Nova se puede ver parte de la calzada romana, numerosas piedras miliares y retrotraerse a los tiempos romanos en los que los viajantes romanos y los legionarios caminaban por aquellas piedras. Puntos indispensables de visita son el Santuario Bom Jesus do Monte y el Santuario de Sameiro. En la zona de Portugal, también es una visita imprescindible las ruinas de las termas romanas do Alto da Cividade, datadas del siglo I.

Termal Bike

Itinerario Terras da Baixa Limia

Ya en la zona española, el camino comienza a través de Portela D’Home, por el parque natural de la Serra do Xurés. Si quieres hacer turismo y disfrutar tanto del deporte, como de la naturaleza y el termalismo, no dudes en disfrutar del Xurés Termal Bike, en el que podrás disfrutar de Reserva de la Biosfera Xurés-Gerês, con diversos programas aptos para todos los niveles. La calzada continúa por Entrimo, Santa Comba y Bande. En la zona de Bande, otra visita imprescindible es el yacimiento romano Aquis Querquennis.

Itinerario Terras de Celanova

Desde Bande se llega a Celanova hacia Ramirás y Castromao. Este yacimiento arqueológico, Santa María de Castromao, datado en la Edad de Hierro, fue romanizada entre los siglos I y II antes de Cristo. En él se comienza también una ruta de castros, de la que ha hemos hablado en anteriores posts en nuestro blog HDOSO. Ponte Freixo, Cartelle, O Freixo, y Vilanova dos Infantes son las siguientes paradas de esta zona de la calzada romana. Imprescindible visitar Ponte Freixo, sobre el río Arnoia o la pequeña talla de la Virgen del Cristal en el santuario de su mismo nombre. El propio Curros Enríquez se inspiró en estas Virgen para crear su mejor literatura. No dejes de visitar el municipio de Celanova, considerada ya tierra de poetas. ¡Te encantará!

Piedra miliar. Foto: Júlio Reis

Itinerario Terras da Limia

Porqueira, Rairiz de Veiga, Vilar de Santos, Sandiás y Xinzo de Limia son las paradas en esta zona de la Vía Nova. En Porqueira se pueden ver todavía un ejemplo de las torres que custodiaban la llanura de A Forx en la Torre de Porqueira. No así Ponte Liñares, un puente romano que despareció en los años 60 y que formaba parte de la calzada romana. Es impresionante el espectáculo que da la desecada Lagoa de Antela, un espacio natural de gran biodiversidad y el pueblo de Congostro, donde se realiza un exhaustivo programa de recuperación de oficios y costumbres. El castillo de Sandiás o el municipio de Xinzo de Limia son dos lugares que no se pueden dejar de visitar en esta zona de la Vía Nova.

Curiosidades: Como curiosidad, destacar que en el año 2010 aún se descubrió una nueva piedra miliar entre Congostro y Ponte Liñares gracias a los arqueólogos de A Baixa Limia Celso Barba y David Pérez.

Vías Romanas

Itinerario Terras Arnoia

En este itinerario se puede visitar lugares espectaculares como Allariz, Xunqueira de Ambía, Baños de Molgas y Maceda. Una ruta muy rica no sólo en arquitectura y en historia, sino también en gastronomía y en naturaleza. Allariz es una villa digna de visita, en la que se puede encontrar la huella romana en su puente y lugares muy interesantes como el Ecoespacio de O Rexo, del artista Agustín Ibarrola. En esta zona de la calzada se puede ver la huella romana en diversos petroglifos, que en siglos posteriores fueron ‘cristianizados’ colocándoles, literalmente, cruceiros encima. En Baños de Molgas se puede visitar la iglesia de Santa Eufemia de Ambía en la que, a modo de altar, hay un ara romana dedicada a las ninfas de las aguas. Además, ahí se encuentran también los restos de la estación termal ‘Aquis Salientibus’, de la que se conservan algunos restos en el Museo Arqueológico de Ourense. Si necesitas descansar puedes acercarte también a nuestro balneario Arnoia Caldaria, situado entre los ríos Miño y Arnoia y que se funde con la naturaleza siendo un remanso de paz, descanso y belleza paisajística.

Una vez descansados y de vuelta al camino, se llega hasta Maceda en donde, además de visitar su castillo ahora reconvertido en museo y hotel, se pueden ver varias piedras miliares (en la carretera que lleva hasta los Milagros), aunque están en lugares en los que el acceso no es fácil.

Itinerario Terras de Caldelas

Adentrarse en este itinerario es hacerlo en el corazón de la Ribeira Sacra, donde la mano de los romanos también ha dejado huella. Comienza el itinerario en Esgos hacia San Pedro de Rocas, donde podrás encontrar el santuario eremítico más antiguo de toda Galicia. Después se pasa por Luintra y se continúa hasta San Estevo de Ribas de Sil. Allí, en San Estevo, en Nogueira de Ramuín, se puede disfrutar del impresionante monasterio así como al castillo del rey visigodo Leovigildo en los antiguos Penedos do Castro. Desde el Mirador de Cabezoás se puede disfrutar de las impresionantes vistas del río Sil y de sus Cañones, que los antiguos romanos llamaban río Chalybes. En Vilariño Frío puedes ver el antiguo puente romano, recuerdo de que la cultura romana llegó hasta nuestros terrenos. Más adelante se llega a Montederramo y a Castro Caldelas, villa en la que se puede disfrutar de su impresionante (y funcional castillo) y de unas espectaculares vistas de la parte de la Ribeira Sacra.

Ponte Bibei

Itinerario Terras de Trives

Saliendo de la villa de Castro Caldelas se sigue el itinerario de la Vía Nova hasta las Terras de Trives. Si se desvía uno hacia la izquierda, hacia San Xoán de Río, se pueden ver también cuatro piedras miliares, fruto del paso de los romanos por la zona. En Ponte Navea, Trives, se pueden vislumbrar los restos de una antiguo templo romano sobre el que se construyó el puente Navea. En Trives es imprescindible disfrutar de su gastronomía y de sus museos. Más adelante, la ruta sigue por Vilanova, Chandrexa de Queixa llegando hasta la Ponte Cabalar, otro vestigio de los romanos en la zona. Aunque el puente fue prácticamente reconstruido y poco queda de la huella romana, en esta zona se puede ver parte del empedrado original de la Vía Nova. ¡Todo un lujo! Entre los ayuntamientos de Trives (Ourense) y Quiroga (Lugo) se puede ver sobre el río Bibei un antiguo puente romano. Ponte Bibei tiene la curiosidad de ser un puente romano que todavía se sigue utilizando y que, además, es Monumento Nacional desde el año 1931.

Itinerario Terras de Valdeorras. Hablar de este itinerario es hablar de los Codos do Larouco, llamados así por las vueltas que da la Vía Nova a través de esas tierras hasta llegar al mismo Larouco. Un itinerario que es prácticamente igual al original que data de hace más de 2.0000 años. Petín y Santa María son las dos nuevas paradas antes de llegar a muncipio de A Rúa, donde hay numerosos vestigios romanos. En la Iglesia de Santa María se puede ver un grabado de un juego romano que simula una especie de tres en raya. En A Rúa se erigió una de las 11 mansiones romanas que hay a lo largo de todo el camino. Además en A Rúa se creó el ‘Forum Cigorrorum’, uno de los núcleos de población más importantes de la zona.

En el año 2009 se descubrió uno de los hallazgos más importantes de esta zona, los mosaicos de A Cigarrosa. Estos mosaicos se pueden ver ahora en el Museo Arqueológico de Ourense. Además podemos encontrar también la carretera militar romana de Lucio Pompeio Reburro que llega hasta Valdeorras. Siguiendo la calzada hasta Rubía, se puede ver el parque natural de Enciña da Lastra, uno de los entornos más bellos de toda la zona y que confluye con la propia Vía Nova. Allí se puede ver también el puente de Éntoma, de vestigios romanos que fue reconstruido en la época medieval y que, en la actualidad, se ha vuelto a restaurar.
Hablar de la Vía Nova es hablar de la historia viva de Roma en Galicia, retrotraerse a un pasado que ha formado y forma parte de nuestra historia actual. No dudes en visitar alguna de estas rutas y descubrir cuál es nuestra relación con la cultura romana.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria