Diferencias entre agua termal y agua micelar

Diferencias entre agua termal y agua micelar

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Las marcas de cosmética y belleza de mejor reputación llevan ya tiempo incluyendo en sus catálogos de productos de limpieza facial el agua termal y el agua micelar. A pesar de la similitud de su componente principal, son bastante diferentes y, a la vez, complementarias. ¿Agua micelar o agua termal? ¿Pueden usarse indistintamente o tienen propiedades totalmente opuestas? ¿Qué cuidados aporta cada una de ellas a mi piel? Resolvemos tus dudas sobre los beneficios y usos de estos dos productos. 

Agua micelar: qué es y para qué sirve

El agua micelar es una solución acuosa de moléculas (las llamadas micelas) capaz de atraer la suciedad, impurezas, sebo o maquillaje de la piel. Por eso es perfecta para limpiar, tonificar e hidratar la cara, sin la sensación de sequedad o untuosidad. 

En el caso de maquillaje disuelve el que se haya echado por la cara y el contorno de ojos, y limpia el rostro de impurezas y exceso de grasa. Una vez retirado el maquillaje, se puede añadir una pequeña cantidad extra de agua micelar a modo de tónico, ya que actúa como equilibrante del Ph. Resulta una solución más que adecuada para aquellas personas que no tengan el tiempo suficiente para un desmaquillado en profundidad.

La base de su éxito reside en las micelas, un conjunto de moléculas que constituye una de las fases de los coloides. Se trata del mecanismo con el que el jabón logra hacer solubles las moléculas insolubles -como las grasas- en agua. Su uso en cosmética permite disolver tanto las grasas presentes en algunos productos (como los maquillajes), como el sebo segregado por la glándula sebácea de nuestra piel.

Beneficios del agua micelar

  • Limpieza de la piel, tanto como uso rutinario como desmaquillante.
  • Tonifica, descongestiona e hidrata.
  • Ayuda a eliminar las células muertas, por lo que refuerza la eficacia de otros tratamientos que se utilicen para ello.
  • No es agresiva ya que no contiene parabenos, ni perfumes, jabones o alcohol.
  • Es apta para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles.
  • No deja sensación grasa o de tirantez en la piel.
  • Frena la aparición de arrugas: si se usa de forma habitual retrasa la aparición de arrugas gracias a su gran poder hidratante y tonificador. 

¿Cómo usarla?

Aplicarse agua micelar es muy sencillo: basta con coger un poco de algodón, impregnarlo de ella y pasarlo por la piel con pequeños toques. No es necesario aclarar, por lo que otro punto a favor del agua micelar es que es un sistema muy rápido para desmaquillarse o limpiar el rostro. El uso recomendable es una o dos veces al día en función de si nos maquillamos o no.

Agua termal: qué es y para qué sirve

El agua termal es aquella agua mineral que sale del suelo con una temperatura superior en 5 grados centígrados a la temperatura de la superficie. Para que nos entendamos, se trata del agua que procede de las capas subterráneas de la Tierra y que cuentan con mayor temperatura. Muchas provienen de manantiales naturales, pues se trata de agua de lluvia que durante años se ha ido filtrando en el suelo y enriqueciéndose con minerales de la tierra de la zona.

Destacan por su riqueza en diferentes componentes minerales u oligoelementos y permiten su utilización terapéutica. De esta manera, si la aplicamos sobre la piel calma la irritación y la rojez, hidrata y combate el envejecimiento prematuro, reforzando las células y mejorando su regeneración, gracias a su acción neutralizadora de los radicales libres.

Beneficios del agua termal

  • Hidrata la piel reduciendo la sequedad o sensación de ardor, en caso de haberlo. Por eso, es muy recomendable para paliar la sequedad cutánea.
  • Alivia la picazón o irritación después de determinadas prácticas, como depilación con cera o con láser, por su efecto calmante.
  • Puede usarse después de practicar deporte para refrescar y descongestionar la piel.
  • Su efecto antiinflamatorio ayuda en la cicatrización de pequeñas heridas o rozaduras. 
  • Fijación del maquillaje: una vez aplicado, si pulverizamos la cara con agua termal, se mantendrá perfecto durante más tiempo.
  • Picaduras de insectos: mitigan el escozor y picor por picaduras de insectos y medusas (el efecto dependerá de la cantidad de calcio).
  • No tiene efectos secundarios, por lo que puede usarse en todo tipo de pieles, incluidas las de ancianos y bebés tantas veces como se quiera. Por eso, puede emplearse para el cambio de pañal y evitar así las rojeces e irritaciones. 
  • Quemaduras: cuando se producen pequeñas quemaduras en la cocina o una exposición prolongada al sol (o sin la protección adecuada), el agua termal contribuye a la recuperación de la piel. 

¿Cómo usarla?

El agua termal habitualmente se presenta en formato spray, por lo que para aplicarla basta con pulverizar sobre el rostro dejando que la piel la absorba. En caso de que vayamos a aplicar otro tratamiento, está la opción de secar con un tejido suave con ligeros toques. Se puede aplicar tantas veces como se quiera; por ejemplo, si se va a practicar deporte la echaríamos por la mañana y después de finalizar la actividad física.

El uso de agua termal permite que se normalice la piel sensible, tornándose cómoda, elástica y sin picores o enrojecimiento. La aplicación sistemática proporciona una agradable sensación de frescor y suavidad. La piel luce más hidratada, contribuyendo a la fijación del maquillaje tanto al aplicar el agua termal sobre la piel, como pulverizando una ligera bruma al finalizar

Al tratarse de un producto 100% natural no es incompatible con ningún tipo de tratamiento médico que estemos tomando, ni es fotosensibilizante ni tiene efectos secundarios. Sí hay que tener en cuenta que no debemos usar el agua termal como desmaquillante ni como limpiador facial, pues para ello ya está el agua micelar.

La base de su éxito está en ser rica en oligoelementos, sustancias químicas que hay en nuestro cuerpo y que son esenciales para el buen funcionamiento de las células. Así que, un aporte extra de oligoelementos supone un buen complemento para nuestro organismo, que los recibe diariamente a través de la alimentación.

Agua micelar y agua termal: diferentes usos

Básicamente, el agua termal tiene un uso reparador. A diferencia del agua micelar, el agua termal no puede ser usada como desmaquillante. Su función es la de calmar e hidratar, pero no limpiar. Así, se puede emplear para refrescar la piel, irritaciones o quemaduras.

Por su parte, el agua micelar es un producto de limpieza facial que desmaquilla, sobre todo en pieles sensibles, evitando dejar una sensación grasa o de tirantez en la piel.

Agua termal y agua micelar son dos productos que no deben faltar en nuestro armario debido a su utilidad diaria. Te recomendamos que eches un vistazo a los productos De Balneis de Caldaria donde encontrarás cosméticos de calidad que contienen todas las propiedades del agua termal para usarlos a diario.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria
ENOTURISMO

ENOTURISMO

DESCUBRE LA CULTURA DEL VINO DESDE UN BALNEARIO

Ver más
Arnoia Termal Bike

Arnoia Termal Bike

Oferta

2ª EDICIÓN MARCHA CICLOTURÍSTICA - DOMINGO, 12 de JULIO -

Ver más