Prepara tu piel para el verano

Prepara tu piel para el verano

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

En nuestro blog HDOSO os habíamos hablado de cómo proteger la piel para la época de invierno pero ahora que el calor ha llegado, tu piel debe estar igualmente preparada ya que el sol puede dañarla de muchas maneras diferentes. Pero, ¿cómo debemos hacerlo? ¿Cambia algo el hecho de que, este año, vamos tener que llevar mascarilla obligatoriamente? ¡Te lo comentamos todo en este post! 

Hidratación

La piel necesita hidratarse durante todo el año, pero en la época estival más. ¿Por qué? Hay muchos motivos pero, fundamentalmente, una piel hidratada en sinónimo de una piel saludable. Además la hidratación evita la aparición de nuevas arrugas o de manchas a causa del sol. El uso de la mascarilla también nos reseca la piel y la zona que tapa la mascarilla se convierte, automáticamente, en una zona más vulnerable a los efectos del sol. Por eso es fundamental utilizar siempre protector solar en toda la cara, aunque esta esté tapada. 

Cómo hidratar la piel 

Para hidratar tu piel puedes seguir estos sencillos pasos:

  • Bebe mucha agua. En verano debes aumentar el consumo de agua. Bebe más agua de la que bebes normalmente y consumen alimentos con alto contenido en agua
  • Aplícate cremas. Sobre todo aquellas que tengan ácido hialurónico para hidratar la piel. En Caldaria tenemos una completa línea cosmética, De Balneis, perfecta para el cuidado de tu piel. 
  • Utiliza mascarillas nutritivas. Usa regularmente alguna mascarilla para refrescar la piel. Puedes realizarla con alimentos que encuentras fácilmente en el supermercado. 
  • Evita los cambios de temperatura. Los cambios de temperatura bruscos resecan la piel, por lo que procura no pasar de exponerla a un aire acondicionado fuerte y después a los rayos directos del sol.
  • Usa sérum diariamente. Este te proporcionará los antioxidantes necesarios para hidratar tu piel.

Cuida tu alimentación 

Los expertos lo aseguran: los alimentos no solo ayudan a cuidar nuestra salud y nuestro cuerpo sino también nuestra piel. A la hora de prepararla para el verano, hay alimentos que favorecen la hidratación y alivian la piel en el caso de quemaduras. Es cierto que no son alimentos mágicos pero sí son una fuente de ayuda. Las frutas y  las verduras, además de ser más frescas a la hora de elaborar comidas veraniegas, sirven para proteger la piel. Procura comer cinco raciones de verduras y fruta al día. Hay alimentos que por sus propiedades y vitaminas son mejores para esta estación: frutas como el melocotón, las cerezas o el melón - tan socorrido para recetas veraniegas - ayudan a la piel a producir melanina. Los tomates y la sandía te aportan licopeno, un pigmento vegetal que ‘repara’ la piel de los efectos del sol. No dudes en consumir alimentos ricos en Omega 3 y Omega 6, vitamina C y colágeno para tener la piel al 100% para estas vacaciones. 

Exfoliación

Es fundamental utilizar exfoliantes para deshacerse de la piel muerta y de las impurezas de la piel. Comienza con exfoliantes suaves para no irritar la piel. 

Preparación. Es bueno preparar la piel antes de exponerla al sol. Existen productos preparadores que refuerzan la piel tanto en cápsulas como en spray. Estos no son sustitutos de las cremas solares, pero sí ayudan a proteger la piel de los dañinos rayos de sol. 

Protección

A estas alturas ya no hay duda que es necesario utilizar cremas solares, incluso todo el año, no solo en verano. Evitan que nuestra piel se dañe y previenen las enfermedades. Muchas veces no basta solo con aplicarse un poco de crema antes de tomar el sol, porque los datos son alarmantes: más de 70.000 casos de cáncer al año y más de 3.000 casos de melanomas solo en España. Es fundamental saber a qué hora podemos  tomar el sol y utilizar un factor que corresponda a cada tipo de piel. Prohibido tomar el sol entre las doce de la mañana y las cuatro de la tarde. A esas horas los rayos son más potentes y por lo tanto más dañinos para la piel. La exposición al sol debería ser en periodos cortos de tiempo ya que media hora es suficiente para quemar la piel. A la hora de aplicarse la crema solar, es bueno hacerlo media hora antes de tomar el sol, para que la piel pueda nutrirse bien. ¿Y la cantidad? Más vale que sobre que que falte. Trata de aplicarte crema por todas las zonas de tu cuerpo que vayan a estar expuestas al sol y hazlo en abundancia, aplicándola entre uno y dos minutos sobre la piel. ¡No te olvides de la cabeza! La piel de la cabeza es más sensible. Utiliza siempre un sombrero para protegerte del sol.

Cuidar la piel llevando mascarilla

Llevar mascarilla puede resecar la piel, más si la debemos usar durante mucho rato. Para que la piel no note los efectos de la mascarilla, debemos cuidarla bien. Estos son los pasos: 

  • Antes de salir de casa:  utiliza una crema hidratante. Ten especial cuidado en hidratar bien la zona de las mejillas y la nariz, así como también el cuello o tras las orejas. La goma de la mascarilla o la parte superior puede producir roces, por lo que es fundamental cuidar más esa zona. Realiza esta rutina un tiempo prudencial antes de poner la mascarilla, para que tu piel absorba bien los productos; de este modo no estará húmeda al poner la mascarilla. 
  • Uso de maquillaje: si usas maquillaje, procura reducir la cantidad de maquillaje en la zona que quede bajo la mascarilla, para prevenir el sudor, los brillos o los antiestéticos granitos. 
  • Protección solar: los rayos de sol también afectarán a tu piel bajo la mascarilla así que es indispensable que utilices una buena crema solar en todo tu rostro, a pesar de que una parte quede tapado. 
  • Al volver a casa: realiza una rutina de limpieza facial tal como haces diariamente, pero ten especial cuidado en elegir una crema de noche nutritiva y con efectos calmantes para las zonas que puedan quedar rozadas por la mascarilla. La vaselina también resulta perfecta para hidratar zonas como la nariz, mejillas o tras las orejas. 

De una manera u otra el verano está aquí y hay que disfrutarlo. Ya sea por tu provincia si es indispensable o fuera de ella, te proponemos que trates de despejar tu mente y de disfrutar de los rayos de sol. ¡Eso sí, siempre con tu piel protegida! 

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria