Senderismo en el Parque Natural Baixa Limia: 11 rutas para disfrutar

Senderismo en el Parque Natural Baixa Limia: 11 rutas para disfrutar

¿Te ha gustado?

Compártelo!

El Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés es, con sus 30.000 hectáreas, el más grande no solo de la provincia de Ourense, sino de toda Galicia. Además, es parte importante de la Reserva de la Biosfera Gerês-Xurés junto al Parque Nacional da Peneda-Gerês portugués. Con 130 kilómetros acondicionados para el senderismo, se trata de un lugar perfecto para perderse y disfrutar de la naturaleza, por lo que los amantes del deporte lo transitan con asiduidad. Aquí te hemos preparado once rutas de senderismo para conocer esta maravilla de la naturaleza.

Río Vilameá

Esta ruta circular de 1,7 kilómetros y de dificultad media-baja es perfecta para conocer algunos de los famosos molinos de la cuenca del Limia ya que encontraremos hasta una docena de ellos en los dos márgenes del río Vilameá. Además, aproximadamente en la mitad del recorrido, hay un desvío para conocer una ‘alvariza’, una típica construcción de colmena fortificada. Y si hace buen día, hay preciosas pozas naturales para darse un baño.

Río Vilaméa

Río Mao

Este trayecto está recomendado para hacerlo en verano, ya que las crecidas del río pueden hacer que algún punto esté intransitable. Es una ruta circular de 3,4 kilómetros y dificultad media-baja que transcurre junto al río Mao y por la que pasaremos junto a molinos restaurados, disfrutando de varias cascadas naturales de gran belleza. El comienzo y el final de la ruta se encuentra en la Casa da Escusalla, famosa por sus leyendas.

Ermida do Xurés

Esta ruta circular de 4 kilómetros es una de las más transitadas. Tiene una dificultad media y comienza en la propia ermita, desde donde hay estupendas vistas sobre la Sierra de Santa Eufemia y el valle del río Caldo. Después hay que alcanzar el camino de la Mina de las Sombras y ascender hasta Porta Parede, desde donde comenzaremos el regreso.

Ermida do Xurés

Queguas

Se trata de un sendero circular de 8,5 kilómetros y dificultad media que parte de la aldea de Queguas, en el ayuntamiento de Entrimo, con dirección a As Carríns. Primero pasa por las Cortes da Carballeira para llegar hasta Casa da Moura, un impresionante monumento megalítico que sorprende al senderista, antes de regresar al punto de partida.

Vieiro das Mámoas

Se trata de una ruta circular de 49 kilómetros y dificultad media, aunque por sus características se puede comenzar o terminar en algunos puntos intermedios. El recorrido pasa por Serra do Leboreiro, atravesando Verea, Bande, Lobeira, Lobios y Entrimo, En esta ruta podrás disfrutar de una panorámica tanto del valle del Limia como de las sierras de O Quinxo, O Xurés y A Peneda. Además, podrás observar diversos monumentos megalíticos que hay repartidos por toda la ruta.

Vieiro das Mámoas

Padrendo

Otra ruta circular, en este caso de dificultad media-alta, es la que parte de Padrendo, muy cerca de Lobios. Tiene 11 kilómetros y es perfecta para disfrutar de una maravillosa vista sobre la Sierra de Santa Eufemia desde la llanura de Chan de Ventoselo. Además, pasaremos por el antiguo pueblo de Outeiro, veremos molinos restaurados, los hórreos de piedra de Torneiros y las antiguas minas de Bubaces.

Río Agro

La iglesia de Santa María A Real, en  el municipio de Entrimo, es punto de salida y llegada para esta ruta circular de más de 16 kilómetros de longitud y una dificultad media-alta. Siguiendo el río Agro encontraremos bonitos caminos empedrados, preciosos puentes muy bien conservados como el Ponte do Folón o Chao da Ponte e, incluso, un mirador, el balcón de Entrimo, para disfrutar de impresionantes vistas panorámicas.

Río Agro

Torrente - Salgueiro

Este sendero de 22 kilómetros y dificultad media-alta parte de la Rectoral de San Pedro, cerca de Muíños, donde podemos visitar los molinos de Torrente. Después nos espera una ascensión hasta la ermita de A Clamadoira, que ofrece unas bonitas vistas del embalse de As Conchas. Para poder llegar hasta el final, en la aldea de Salgueiro, hay que pedir permiso con antelación, así que debes ponerte en contacto con el parque por teléfono o correo electrónico.

Corga da Fecha

Pasear por una antigua vía romana no es algo que se haga cada día, pero este sendero lo permite. Es una ruta de 3,6 kilómetros y dificultad alta que recorre parte de la Vía Nova, la antigua vía que unía la ciudad de Astorga con Braga. Es un trayecto exigente, pero que merece la pena recorrer tanto por la historia como por las preciosas pozas naturales que encontramos y por una de las cascadas más altas de toda la región.

Corga da Fercha

Mina das Sombras

Pese a su nombre, no esperes sombras si vas a hacer esta ruta de 14 kilómetros de longitud y dificultad alta. Parte de la Ermita de O Xurés y transcurre por la orilla del río Vilameá hasta llegar a la Mina das Sombras. La explotación minera, final de la ruta, se encuentra dentro de la Zona de Especial Protección de los Valores Naturales del Parque. No olvides fijarte en los espectaculares farallones graníticos de O Fitoiro y Baltar.

A Cela - Pitões

Este recorrido entre A Cela, en las proximidades de Lobios, y Portela de Pitões, en Muíños, tiene 28 kilómetros de longitud y una dificultad alta. Pasa por Alvite y Salgueiro, de nuevo una zona de ascenso regulado por lo que hay que pedir permiso para poder atravesarlo. Desde Portela de Pitões podemos acceder al parque portugués de Peneda-Gerês.

Con 130 kilómetros acondicionados para el senderismo, el Parque Natural Baixa Limia es uno de los mejores destinos de Galicia para los amantes de este deporte. Y si quieres conocerlo a fondo, alójate en el balneario Caldaria de Lobios: el mejor cuartel general posible para relajarte entre ruta y ruta.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria