Islandia, paraíso termal

Islandia, paraíso termal

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Ourense es una de las ciudades termales más importantes de Europa y un destino a tener en cuenta cuando se quiere disfrutar de sus bellos paisajes, del turismo rural y del termalismo. Pero hoy queremos viajar fuera de nuestras fronteras y acercarnos a todo un paraíso termal: Islandia</b. Ya habíamos hablado de este país en referencia a la serie, tan popular en los últimos años, ‘Juego de Tronos’, adentrándonos en la cueva termal donde se bañaron Jon Nieve e Ygritte. Pues bien, ahora haremos un recorrido por otras localizaciones de esta isla que no te debes perder. 

Blue Lagoon

Blue Lagoon o la Laguna azul es un inmenso spa geotermal en la costa oeste de la isla. Sus azules aguas termales vaporosas se encuentran a una temperatura entre los 37 y los 40ºC y forman parte de un campo de lava situado en la localidad de Grindavík. El calor de sus aguas proviene de la cercana central geotérmica de Nesjavellir, la segunda central más grande de Islandia, que se mezcla con las aguas del océano Atlántico. Como todo balneario que se precie, cuenta con todas las comodidades así como restaurante y tienda de souvenirs. Pero el encanto de estas aguas es poder estar bañándose a 40º de temperatura cuando el exterior apenas roza los 5ºC. Eso sí, hay que reservar antes la estancia, porque es uno de los puntos con más afluencia de turismo de toda la isla.

Laguna azul

Baños naturales de Myvatn 

Si lo que pretendes es disfrutar de paisajes autóctonos, tu visita obligada es el lago Myvatn. Es allí, en una colina llamada Jardbadshólark donde se encuentran estos baños termales. La temperatura de surgencia de sus aguas es de 130ºC y tú disfrutarás de unos cálidos 39, 40ºC al bañarte. A pesar de formar parte de un balneario, las dos piscinas se encuentran al aire libre, por lo que tendrás unas vistas fantásticas de toda la zona. Sus agua, con un ligero olor a azufre, son alcalinas y su especial composición hace que ningún hongo, alga o bacteria pueda vivir en ellas por lo que siempre lucen limpias. Además de estas piscinas podrás encontrar saunas y restaurantes en el propio balneario.

Es una zona lejana a la capital por lo que no tiene mucha afluencia de turistas; pero es un lugar impresionante que se encuentra dentro de la Ruta del círculo del Diamante, donde podrás disfrutar de la vista de sus volcanes, glaciares, cascadas, acantilados y cañones. Una zona espectacular de la isla que te dejará muy buena impresión.

Lago Myvatn

Secret Lagoon 

Si algo puede ser la competencia de la Laguna Azul, es la Laguna Secreta. Una alternativa al masificado balneario que también se encuentra en el llamado Círculo Dorado, un recorrido de inmensa belleza que comienza y termina en Reikiavik. La Laguna secreta es el área termal más antigua del país. El balneario funciona desde el año 1891, en el que los lugareños aprovecharon las aguas que brotaban el manantial de Hverahólmir para construir un balneario termal. Sus aguas se encuentran a una temperatura que fluye desde los 36 a los 41ºC y son el enclave perfecto para disfrutar sin masificación de gente. Además, la zona en la que se encuentra es impresionante: muy cerca de la laguna hay un geiser que entra en erupción cada 5 minutos y, desde esa posición, se puede admirar también la formación de las auroras boreales.

Laguna secreta

Piscinas de Hófsos

Ni un balneario ni una piscina natural. En la localidad de Hófsos, el puerto comercial más antiguo de la zona norte de la isla, puedes encontrar una ‘infinity pool’ de agua termal. Desde ella tienes vistas al océano y, con suerte, podrás avistar ballenas desde la tranquilidad de sus aguas. Es de reciente construcción y se suma a las dos piscinas al aire libre que hay en la zona (una con una temperatura de 40ºC y otra de 32ºC) construidas por los lugareños. Desde este enclave también puedes disfrutar de las vistas de los fiordos. Visitar la localidad de Hófsos también es muy interesante, ya que es un pequeño pueblo pesquero de apenas 200 habitantes en donde te empaparás de la cultura islandesa.

Piscina de Hófsos

Si bien es cierto que la situación actual de pandemia no nos deja viajar libremente, nadie nos impide, al calor de nuestra casa bien protegidos, viajar con la mente hasta estos lugares magníficos y planear un viaje para un futuro esperemos no muy lejano, para disfrutar de estas aguas termales.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria