Consejos de cuidado para mayores en verano

Consejos de cuidado para mayores en verano

Etiquetas:

¿Te ha gustado?

Compártelo!

Todos debemos protegernos de las altas temperaturas que estos días están dejando los termómetros por las nubes a lo largo y ancho de nuestro país. Pero las personas mayores, al igual que los niños, deben protegerse más a la hora de tomar el sol y cambiar la alimentación por una más adecuada a las altas temperaturas.

Sigue leyendo nuestro post para descubrir los mejores consejos para un verano saludable.

Beber mucha agua

Es una de las máximas del verano y de las altas temperaturas: hidratación. No hay que esperar a tener sed. De hecho, a medida que cumplimos años la sensación de sed va disminuyendo por lo que es bueno ‘obligarse’ a beber agua. Pero no hace falta beber dos litros o más de agua. Podemos hacerlo combinando infusiones, agua, alimentos con alto contenido en agua y sopas frías. Y ojo, no bebas el agua excesivamente fría; puede llegar a ser dañina para tu organismo.

Beber agua

Evitar las horas de máximo calor

En ciudades como Ourense (que los termómetros superan los 40 grados, parece que no hace falta realizar esta recomendación); pero sí que es necesario asegurarnos de no salir en las horas centrales del día, donde el sol es más dañino no solo para nuestra piel si no para nuestro organismo en general. No debemos tampoco ponernos al sol entre las 12  de la mañana y las cuatro de la tarde.

Dormir las horas necesarias

A medida que cumplimos años, nuestros patrones de sueño cambian. Dormimos algo menos (entre 5 y 6 horas) y el sueño es más ligero. De hecho, la sensación de estar despiertos parte de la noche aumenta a medida que cumplimos años. Además, muchas personas tienen trastornos relacionados con el sueño como insomnio. ¿Hay una manera de prevenirlo? Sí:

  • Procura irte a la cama siempre a la misma hora.
  • Un vaso de leche caliente ayuda a conciliar el sueño.
  • Utiliza la cama solo para dormir (nada de ver la televisión en ella).
  • Realiza ejercicio moderado en las horas de la tarde.
  • Evita los productos con cafeína.
  • Evita las siestas.

Salud

Controlar la tensión arterial 

El calor hace que nuestros vasos sanguíneos se dilaten y, por consecuencia, la presión arterial baje. Eso es una buena noticia en pacientes con hipertensión; pero no siempre es bueno que la presión arterial baje demasiado. En verano, debido al cambio de rutinas y a los excesos, tendemos a no controlar demasiado la tensión arterial. Los médicos estiman que, al menos el 20% de las personas hipertensas no cumplen con los tratamientos prescritos durante el verano. Hay que ser consecuentes con esto, puesto que puede afectar de forma grave a nuestra salud. Además, las personas mayores eliminan el calor más lentamente, debido al deterioro del proceso de sudoración, por lo que son más propensos a problemas renales y cardíacos. Para tener a raya la tensión en verano es fundamental seguir estos pasos:

  • Seguir el tratamiento médico estipulado.
  • Evitar el abuso de alcohol.
  • Seguir una dieta equilibrada.
  • Beber mucha agua.
  • Llevar ropa ligera.
  • Evitar los destinos con excesivo calor o altura.
  • Aumentar el consumo de fruta.

Verano

Evitar cambios bruscos de temperatura 

No pases del calor extremo al frío ni viceversa. Hay que ser consciente de que un cambio brusco de temperatura se puede llegar a traducir en un molesto y peligroso resfriado. Por norma, pasamos de altas temperaturas en la calle a locales demasiado fríos (puede llegar a haber hasta 10 grados de diferencia en algunos casos). Eso hará que nuestras vías respiratorias se resequen y que nos deshidratemos. No pases demasiado tiempo en un local con aire acondicionado alto, ya que el cambio de temperatura a la hora de salir a la calle puede llevarte a sentir molestias en tu organismo.

Mantener la casa fresca

Mantener la casa fresca 

Si hace un calor extremo (en Ourense los veranos son así), el truco para sentirse bien es mantener la casa fresca. Puedes hacerlo bajando las persianas en las horas de máximo calor, utilizando un ventilador para mover el aire, cerrando las habitaciones durante el día para evitar que el calor entre en ellas y, en cambio, en las horas más frescas de la noche abrirlas. También puedes sentir más frescor en casa si utilizas para la cama ropa de verano.

Alimentos con agua

Comer alimentos con mucha agua 

La hidratación en verano es fundamental para el organismo por lo que es necesario añadir a nuestra dieta alimentos que permitan que estemos hidratados correctamente. Tal es el caso de ciertas frutas como la sandía o el melón, que son prácticamente agua. En nuestro blog HDOSO tenemos una lista de alimentos que puedes incorporar a tu dieta diaria para evitar la disminución de agua en tu organismo. ¡Consúltala!

La clave de un verano saludable en personas mayores es seguir, simplemente, una serie de recomendaciones que llegan a resultar muy lógicas en días de calor. Beber mucha agua, descansar, hacer ejercicio moderado y tener una dieta saludable es el mejor modo de disfrutar de la época estival sin problemas.

¿A qué esperas?, elige tu experiencia Caldaria
RAIA TERMAL

RAIA TERMAL

Un destino y dos países con degustaciones gastronómicas y viaje en catamarán

Ver más